Selecciona idioma: ES | EN

Login

Sign Up

After creating an account, you'll be able to track your payment status, track the confirmation and you can also rate the tour after you finished the tour.
Username*
Password*
Confirm Password*
Nombre*
Apellidos*
Email*
Teléfono*
País*
* Creating an account means you're okay with our Terms of Service and Privacy Statement.

Already a member?

Login
Selecciona idioma: ES | EN

Login

Sign Up

After creating an account, you'll be able to track your payment status, track the confirmation and you can also rate the tour after you finished the tour.
Username*
Password*
Confirm Password*
Nombre*
Apellidos*
Email*
Teléfono*
País*
* Creating an account means you're okay with our Terms of Service and Privacy Statement.

Already a member?

Login

Mejores Lugares para Visitar en el Norte de Perú: Ruta Moche

Recorrido por la Civilización Moche

La civilización Moche se desarrolló en la costa norte del Perú entre los siglos II y VII de nuestra era, abarcando territorialmente varias ciudades del país desde el Valle del río Moche (en la actual Trujillo), hasta la región fronteriza de Piura.

Las maravillas que dejó esta cultura prehispánica aún pueden visitarse en alguno de los museos que se abrieron en los últimos años, sobre todo tras descubrimientos cruciales para la arqueología mundial como la tumba del Señor de Sipán o la magnificencia de la Dama de Cao.

Pero en la Ruta Moche no encontraremos solo uno de los mejores recorridos culturales del país. A lo largo de los más de 300 Km de costa encontraremos algunos de los mejores platos de la gastronomía peruana como el ceviche o los platos marinos en base a camarones, o podremos realizar deportes como la pesca o el surf.

En nuestro camino encontraremos playas de talla mundial como Puerto Chicama (en Trujillo) o Pimentel (Chiclayo), con un clima cálido y suave durante todo el año. Podremos descubrir además formas de vida que perviven desde la civilización Moche, como el uso de los “caballitos de totora”, pequeñas embarcaciones en base a un junco marino en el que aún entran al mar los pescadores artesanales del área.

Principales atracciones de la Ruta Moche en el norte del Perú

Chan Chan

La mayor ciudad de barro construida en Latinoamérica se encuentra en el noroeste de la ciudad de Trujillo. La ciudad de Chan Chan si bien está considerada como la capital de la cultura Chimú, esta llegó al territorio Moche tras su colapso sobre fines del primer milenio de nuestra era.

Este complejo de adobe tenía alrededor de 20 Km2, nueve palacios y se estima que daba cobijo a unas 60 mil personas. La belleza de esta ciudad hizo que fuera declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad por la Unesco en 1986.

A 8 Km al sur de Trujillo encontramos las Huacas del Sol y de la Luna, que fueron capital de la cultura Moche entre los siglos I y VII d.C. El área abarca 120 hectáreas y fue un importante centro político-religioso.

Todavía podremos observar los murales de vivos colores con figuras simétricas y la imagen del dios supremo de los mochicas, el dios Aia Apaec, cuyo nombre significa “El Hacedor”. Esta divinidad, adorada y temida en partes iguales, representaba un rostro antropomorfo con colmillos de felino y olas marinas alrededor. También considerado como el que trae la justicia, era llamado también “El Decapitador”.

Tour Arqueológico Cultura Moche - Mejores lugares para visitar en el norte de Perú

Dama de Cao

El descubrimiento de la Dama Cao o Señora de Cao en 2006 representó todo una revolución en la comunidad científica del planeta debido no solo al buen estado de conservación de la momia de esta gobernante mochica, sino también por el cambio de paradigma en las teorías que decían que el Perú prehispánico era un patriarcado gobernado por varones.

El hallazgo, que se dio a conocer a través de la National Geographic, se produjo en la Huaca de Cao Viejo, en el complejo arqueológico El Brujo (60 Km al norte de Trujillo), y desde entonces son miles los visitantes que acuden a este punto ubicado en el departamento de La Libertad para conocer a esta líder que también se caracteriza por los tatuajes que cubren su cuerpo.

El pasado 2017 pudimos ponerle rostro a la Dama de Cao gracias a las últimas tecnologías de reconstrucción 3D y los esfuerzos conjuntos del Ministerio de Cultura del Perú y la Fundación Wiese. Los restos de esta lideresa moche reposan bajo la tutela del Museo de Cao, muy cerca del lugar donde se encontró.

Señor de Sipán y el Museo Tumbas Reales de Sipán

En 1987 tuvo lugar en Huaca Rajada (Chiclayo) el descubrimiento de otro de los hitos de la arqueología moderna: la tumba del Señor de Sipán.

Este gobernante mochica apareció casi intacto junto a todo su ajuar, entre el que se encontraban su mujer, dos concubinas, el jefe mayor de su ejército, un portaestandartes y un soldado con los pies amputados. Se encontraron además los cuerpos de dos llamas y un perro, además de 600 piezas de oro, plata y diversas piedras preciosas.

Todo esto respondía al inmenso poder del Señor de Sipán, que era considerado por la cultura Moche como un semi-dios y protector de todos los habitantes de su área de influencia.

A este enterramiento se deben sumar otros dos descubrimientos del arqueólogo peruano Walter Alba, el del ‘Sacerdote’ y el del ‘Viejo Señor de Sipán’, el cual se considera cosanguíneo del Señor de Sipán. Hoy día podremos encontrar los cuerpos de estas momias en el Museo de Tumbas Reales de Sipán, inaugurado en 2002. Los enterramientos que podremos ver en la Huaca Rajada son réplicas exactas de las originales.

Museo Tumbas Reales de Sipán: Mejores lugares para visitar en el norte de Perú

Sitio arqueológico de Túcume

Seguimos conociendo la costa norte de Chiclayo para llegar hasta el sitio arqueológico de Túcume, que guarda los restos de hasta 26 pirámides de adobe fechadas en torno al siglo XI d.C. La curiosa orografía del terreno ha hecho que este enclave se llame popularmente como el “Valle de las Pirámides”.

Destacan la Huaca del Pueblo, la Huaca de las Balsas y las Estacas, conocido por ser un centro administrativo y ceremonial de la cultura Sicán o Lambayeque, que fue anexada al reino Chimú y posteriormente al imperio incaico tras la conquista de estos últimos en el siglo XV d.C.

Batán Grande

Uno de los últimos puntos de la Tour por la Cultura Moche se encuentra a 41 Km al norte de Chiclayo, en el sitio arqueológico conocido como Batán Grande, perteneciente a la cultura Sicán y conocido –sobre todo en el Perú- por ser el lugar donde se encontró el Tumi, un cuchillo ceremonial con una hoja curva que se ha vuelto muy popular como imagen de la marca país.

Este es el complejo arquitectónico más importante de la cultura Sicán o Lambayeque (VII a XII d.C.) y se compone de 20 pirámides truncas que tienen alturas superiores a los 30 metros. Destacan la pirámide o Huaca del Oro, la Ventana, La Merced, Rodillona, Botija, entre otras.

En la Huaca del Oro se descubrió en 1991 el tercer gran mandatario de esta Ruta, conocido como el Señor de Sicán, perteneciente a la cultura Sicán o Lambayeque. A este gran descubrimiento se suman una serie de pinturas murales que representan un arco iris coronado por cabezas de felino.

Estos restos se conservan en otro museo construido ex profeso para mantener este legado: el Museo Nacional Sicán, ubicado en Ferreñafe.

Cerámica Moche

Aunque los moche destacaron por sus innovaciones en agricultura y pesca (con los mencionados “caballitos de totora”), donde realmente resaltan es en la elaboración de la cerámica y la maestría de sus artesanos.

La cerámica moche o ‘mochica’ recreaba a divinidades, plantas, animales y complejas escenas de la vida cotidiana de sus habitantes. Estas pequeñas imágenes escultóricas o vasijas pintadas a pincel, eran consideradas una valiosa ofrenda para los muertos.

Sin duda uno de los mejores ejemplos de este tipo de enterramientos es el del Señor de Sipán, gobernante moche perteneciente al siglo III d.C., donde se encontraron -además de un importante ajuar de oro- hasta 212 vasijas con diversos motivos pictóricos.

Estos motivos incluyen temáticas variadas como tareas de recolección, pesca, batallas, danzas, sexualidad, sacrificios humanos o transformaciones antrozoomórficas o antroictiológicas, complementados con signos escalonados, grescas, cruces, círculos, volutas, entre otros.

De esta forma podemos decir que la Ruta Moche que abarca la zona norte del Perú, es una de las mejores alternativas para los viajeros que buscan una buena opción de turismo cultural, pero también un recorrido a través de cálidas playas, descanso con sol y mar, y sobre todo, una de las mejores gastronomías marinas del planeta.

Escribe una Respuesta